Yucatán desarrolla aplicación móvil para prevenir el delito #Negocios

Yucatán, de acuerdo a los indicadores nacionales en materia de seguridad pública, es uno de los estados más seguros del país, no obstante el Gobierno de la entidad se propuso crear una aplicación móvil que busca facilitar la comunicación entre vecinos y ante todo propiciar la participación ciudadana en la prevención del delito.

La aplicación fue diseñada por VLIM, empresa mexicana especializada en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y la empresa Promad Soluciones Computarizadas, quienes se dieron a la tarea de acercar la tecnología a los ciudadanos a través de un desarrollo que enfatiza en la usabilidad, “ya que en momentos de pánico y emergencia el usuario requiere facilidad y rapidez para actuar”, afirmó Imelda Escamilla directora general de VLIM.

En este desarrollo tecnológico, diseñado las plataformas Android e IOS, participaron especialistas en ciencias de la computación egresados del Instituo Politécnico Nacional (IPN), quienes buscaron que la geolocalización facilite la acción policiaca en campo y en agilizar la labor de una figura ciudadana local llamada “policía vecinal”, compuesta por habitantes que ayudan al gobierno en la seguridad en las zonas donde habitan.

De acuerdo con la ejecutiva de VLIM, la aplicación cuenta con chat vecinal, un botón de pánico que geolocaliza las emergencias, genera reportes al 089, un botón exclusivo para mujeres, además de que facilita la comunicación directa con el secretario de seguridad pública y permite generar avisos como campañas del agua, de la luz o el predial.

En Mérida ya se realizaron pruebas piloto, se capacitó a las policías vecinales, quienes tienen sus accesos y conocieron la logística, por lo que en una segunda fase se implementará en todo el estado de Yucatán.

    Esta empresa mexicana ha venido trabajando en diversas aplicaciones enfocadas “en entender las necesidades del cliente para darle herramientas amigables, que las pueda entender desde un niño hasta una persona mayor sin tener que leer todo un manual  o un instructivo, romper esa barrera que la gente tiene que dice -yo no bajo las aplicaciones- tenemos que ponernos  en los zapatos de los usuarios” indica Escamilla. 

El desarrollo de esta aplicación “representó para el equipo de VLIM un reto importante, ya que en varias etapas trabajamos a distancia y hubo varias entidades involucradas en el camino, así que tuvimos que captar la necesidad del cliente final y aterrizarla en un teléfono, con aplicaciones nativas que facilitan estar en tiendas como la de Apple, que es muy rigurosa con sus políticas y sus estándares” refiere Escamilla.

De igual manera, señaló que el desafío en el diseño de esta herramienta de prevención del delito, “representó algo más que sentarse a tirar código, es decir entender la parte humana, aterrizar la necesidad en los tiempos que los usuarios necesitan, además de la coordinación de un equipo de expertos y la documentación de procesos para que ésta sea técnicamente realizable”.

Por tal razón, destaca que “el desarrollo de tecnología tiene un gran potencial para aportar socialmente y reforzar la vida comunitaria, por lo que espera que otros estados o gobiernos se den cuenta de la utilidad de la aplicación y la quieran replicar en su estado, municipio, gobierno o hasta para  fraccionamientos”.