Los empleados son los mejores embajadores de marca que tiene una empresa #CapitalHumano

Antes de lanzar una estrategia hacia los clientes potenciales, se tienen que contestar preguntas como: ¿qué resultados ha dado la estrategia que se tiene en marcha con los empleados propios?, ¿se tiene alguna? ¿Qué significa que el empleado tenga la “camiseta bien puesta"?
 
Cuando una persona compra un producto o servicio, es muy probable que lo recomiende a sus conocidos. Este tipo de usuario se le conoce como embajador de marca, pero ¿se tiene la misma estrategia para el equipo interno de la empresa o marca?
 
¿Cómo poder hacer que los empleados internos sean embajadores de la marca?
 
Como eje fundamental, debe encontrarse la cultura que se tiene en el interior de la empresa, con líderes capaces de transmitir los ideales y filosofía de la empresa, así como los beneficios de producto, bien o servicio que se ofrece.
 
Construir embajadores de una marca puede tener diferentes estrategias, tales como capacitación y actualización para profesionalizar al personal y especializar los diferentes roles; fomentar el trabajo del grupo o probar con actividades o talleres extralaborales. Se trata de motivar a los colaboradores y buscar su desarrollo personal para hacerlos sentir que su rol dentro de un sistema es valorado y apreciado por la organización y generar lealtad con la empresa.
 
¿Qué deben hacer mis líderes para conseguir un equipo de trabajo leal y motivado?
 
Establecer un acercamiento de plena confianza, escuchar las necesidades asumiendo que cada miembro del equipo es una pieza clave para lograr los objetivos del negocio, reconociendo su talento, promoviendo su pasión y alentando una buena actitud.
 
¿Qué consigue la empresa al tener empleados como embajadores?
 
Con estas pequeñas prácticas de lealtad hacia los empleados, ellos se interesarán por la empresa, sus productos o servicios y podrán exponerlos de forma natural, generando una buena reputación de marca a través de la publicidad de boca a boca y en sus propias redes sociales. En tanto los empleadossean quienes transporten una mejor imagen de la empresa, los servicios y productos que se comercialicen tendrán el sello y respaldo de trabajadores contentos con la marca. Y a gran escala, el retorno de inversión será invaluable.