Hambre oculta, un problema al alza en el país #Ciencia

Alimenta el Futuro, una iniciativa creada por DSM una empresa mundial basada en la ciencia, con actividades en las áreas de salud y nutrición que busca informar de manera objetiva, el beneficio que tiene una alimentación enriquecida y balanceada para la salud y el crecimiento de los niños, dio a conocer que según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) México enfrenta un grave problema de deficiencia de micro nutrimentos mejor conocida como Hambre Oculta, debido a las elevadas deficiencias de hierro (26%), zinc (28%), anemia (20.6%), y prevalencias de moderadas a bajas de vitamina B12 (7.3%) y acido fólico (3.6%) en niños de 1 a 4 años mientras, que en niños en edad escolar (6-11 años) las prevalencias estudiadas fueron de 13% para hierro y 26% para zinc. 
 
La llamada “hambre oculta” es una alteración que la OMS ha definido como deficiencia de micro nutrimentos (vitaminas, minerales y otros nutrimentos esenciales), debido a un desequilibrio en la alimentación producido por el consumo insuficiente o deficiente de los alimentos que son fuente de estos, tales como frutas, legumbres y verduras, pescados y aceites vegetales, además de la leche y sus derivados. 
 
De esta forma, el hambre oculta, en contraposición a la desnutrición tradicional puede ocurrir en personas con obesidad, en dietas restrictivas o en planes nutricionales que no son vigilados por médicos certificados. 
 
Existe evidencia sobre efectos funcionales de la deficiencia de hierro en el desarrollo neuronal y cognitivo y de la deficiencia de zinc en el crecimiento, la respuesta inmune y la salud, particularmente en el aumento de la prevalencia de enfermedades infecciosas. En general, las deficiencias de micro nutrimentos durante los primeros años de vida tienen efectos adversos en el crecimiento, el desarrollo y la salud de los niños
 
En contraposición a la desnutrición proteico-calórica, el hambre oculta aparece en personas que ingieren calorías de manera adecuada o en las que presentan exceso de peso u obesidad. La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que una tercera parte de la población mundial sufre de hambre oculta. Sin embargo, es en los países en desarrollo que esta deficiencia es más observada, esencialmente con relación a la vitamina A, al hierro y al zinc. La insuficiencia de estos nutrientes esenciales puede llevar no solo al perjuicio del crecimiento y desarrollo en niños y adolescentes, sino también comprometer el desarrollo en todos los grupos de edad, el sistema de defensa del organismo, además de predisponer el surgimiento de algunas enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes y la osteoporosis.

Organismos internacionales como la OMS, la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y Agricultura (FAO) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan que, para la prevención del hambre oculta, deben ser implementados programas de intervención basados en suplementación de micro nutrimentos y fortificación de alimentos, además de campañas para incentivar el consumo de alimentos frescos (frutas y vegetales).

Tags: