El rol de los datos en Pervasive Intelligence #Negocios

Anu Jain, Vicepresidente de Teradata Américas
 
 
Traeré a la mesa el concepto de pervasive intelligence, es decir, hablaré de incorporar funciones de inteligencia que van más allá de las analíticas tradicionales en todos los ámbitos de su organización. El objetivo es hacer que toda la estructura sea inteligente para afianzar la toma de decisiones habilitada digitalmente en todas las áreas de la empresa.

Cuando la inteligencia se generaliza en toda la organización, cambia el modo de interactuar con los clientes, de trabajar y de implementar las capacidades de TI.  Sin embargo, todos estos cambios están relacionados con un elemento fundamental: los datos. Los datos de su organización (el grado de confiabilidad, el valor que aportan y cómo se usan) determinarán en gran medida el éxito para lograr pervasive intelligence.
 
Haga que los datos sean confiables
Uno vale lo que valen sus datos. Es una frase trillada, pero es real. Los datos confiables, es decir, los datos limpios, coherentes y precisos, son la base de cualquier iniciativa para incorporar inteligencia y lograr que se generalice. Y aunque no tenga glamour, el gobierno de los datos es la forma de obtener, y mantener, datos confiables.

Pero este gobierno no es algo que simplemente sucede. Es el producto de un esfuerzo en el ámbito empresarial, liderado, preferentemente, por un director de datos que tenga a su cargo la iniciativa de elaborar y hacer cumplir las políticas y los procedimientos para el gobierno de datos en toda la empresa, y que también exija que cada unidad de negocios, departamento y equipo de trabajo se haga responsable de mantener el estándar de los datos.
 
 
Concéntrese en datos valiosos
No todos los datos se crean de la misma manera. Dada la avalancha de datos que lo inunda cotidianamente, puede ser difícil determinar cuáles datos son valiosos y cuáles son solo ruido. Es más, los datos ruidosos de hoy pueden ser valiosos mañana cuando los mercados fluctúen, los deseos y las necesidades de los clientes cambien, o se modifiquen las condiciones competitivas.

El objetivo no es dar una lección sobre cómo encontrar el valor de los datos; eso será para otro artículo. Lo que pretendo es recordarle que, cualesquiera que sean los datos que elija analizar, y las aplicaciones que cree para ello, usted debe obtener valor, uno que sea muy superior a lo que cueste. Esas aplicaciones deben proporcionar información que permita tomar mejores decisiones más rápido, que lo ayuden a obtener resultados extraordinarios que, a su vez, disminuyan los costos y aumenten los beneficios.
 
Use datos para volverse inteligente
Como dije anteriormente, las analíticas son esenciales. La mayoría de las compañías de cualquier tamaño tienen capacidades analíticas bastante sólidas. En el futuro, las empresas que compitan con éxito no se limitarán a “usar” analíticas. Transformarán sus empresas con inteligencia.

Las analíticas pueden decirle qué sucedió y por qué. Las analíticas avanzadas pueden decirle qué podría ocurrir, dados ciertos parámetros definidos. Sin embargo, las tecnologías de Inteligencia Artificial pueden imbuir sus sistemas de información y de toma de decisiones con capacidades de aprendizaje casi humanas.

Para obtener pervasive intelligence es imprescindible contar con estas tecnologías de IA. Estas, tales como el aprendizaje automático, pueden ayudarlo a darle sentido a los datos que tenga y aprovecharlos, ya que le brindan inteligencia real y la capacidad de aprender del entorno y hacer predicciones cada vez más precisas sobre el futuro.
 
Pruébelos juntos para ir más lejos
En la tarea de lograr generalizar la inteligencia, se necesitan datos confiables, aplicaciones desarrolladas a partir de datos que proveen valor y tecnologías nuevas que le permitan usar los datos de manera novedosa para obtener una capacidad de aprender que es casi humana. Pero, ¿dónde se unen todos esos elementos? ¿Cómo ayudan a incorporar la inteligencia a lo más profundo de su negocio?

Es simple. Los datos confiables permiten acceder a información coherente y precisa. Los datos valiosos otorgan la capacidad de obtener respuestas a las preguntas más apremiantes, respuestas que lo ayudarán a competir y prosperar. Por último, los datos usados de manera novedosa lo ayudan a predecir mejor los cambios en el ambiente y ser más proactivo para responder a ellos y aprovechar al máximo las oportunidades que se le presenten.

Pero hay más. Para ir más allá, y generalizar la inteligencia, tiene que estar decidido a no confiarse demasiado: a nunca pensar que la tarea está cumplida, que puede descansar en sus logros. Por el contrario, debe comprometerse a mantener la excelencia en los estándares de datos; a evaluar continuamente los sistemas de información, en función del valor que obtiene de ellos; a invertir en tecnologías nuevas que le permitirán mirar hacia adelante y adueñarse de su futuro.