Cooperación global contra el cambio climático #Energia

Para combatir el cambio climático es necesario trabajar en conjunto sociedad e instituciones, no solo a nivel local sino a escala global, consideraron expertos durante la mesa Cambio Climático, organizada por El Colegio Nacional durante la edición XXXII de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

Encabezados por el doctor Mario Molina Pasquél y Henríquez, un grupo de expertos debatió en torno a la situación del cambio climático y qué hemos hecho como sociedad para combatir esa realidad. El premio nobel pidió a la ciudadanía hacer más conciencia en su actuar e involucrarse más para dejar un mejor mundo a las próximas generaciones.

“Uno de los principales problemas del cambio climático es que es a nivel global, no se podría resolver en México o en otros países por sí solo porque las emisiones de las que hablamos son gases que permanecen en la atmósfera durante años, así que no importa dónde se encuentren”, señaló el premio nobel de química 1995.

Pese a que aún hay personas que aseguran que el cambio climático no es real, el rector de la Universidad de Guadalajara, Miguel Ángel Navarro Navarro, consideró que este es un tema que concierne a todos en la sociedad, y desde la FIL Guadalajara se busca generar un punto de encuentro para debatir en torno a esta problemática.

El uso de combustibles fósiles, el aumento en incendios forestales y la utilización de fertilizantes agresivos son solo algunas de las causas de este problema, consideró el rector. Estas acciones se ven reflejadas en el incremento de la temperatura global, la extinción de especies o el acumulamiento de gases de efecto invernadero, agregó.

Por ello, consideró necesario que existan foros donde expertos debatan sobre las realidades del cambio climático, y que esta información llegue a la ciudadanía para llevar a cabo acciones.

Ciencia contra el cambio climático

A su vez, el doctor Juan Carlos Arredondo, encargado del Despacho de la Subsecretaría de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), mencionó que hay fuentes de emisión de gases de efecto invernadero como fábricas o vehículos, por lo que es necesario implementar estrategias para conocer cómo se puede atacar esta problemática.

Arredondo recordó el Acuerdo de París, del que México forma parte, y señaló que se trata de un pacto internacional para disminuir los gases de efecto invernadero, y estas estrategias se centran en evitar el incremento de la temperatura en el planeta y buscar minimizar el impacto de la contaminación por las industrias.

Por su parte, la doctora María Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), coincidió que este es un tema que debe abordarse a la brevedad para lograr incidir y conseguir un cambio en la disminución de la contaminación para próximas generaciones. No obstante, señaló que no se trata de un problema meramente ambiental, sino que afecta a otros sectores, como la salud, economía o el desarrollo.

“El cambio climático es un tema del que tenemos que estar hablando todos, en todas las universidades y escuelas para ver cómo podemos actuar con los colegas y cómo podemos adecuar nuestras actividades a un contexto actual”.

Martínez Arroyo aseguró que la ciencia debe ser el primer paso para estas acciones, pero aún es necesario que este conocimiento se aterrice y sean las sociedades y los gobiernos los que inicien con estrategias para emprender. Mientras que el doctor José Sarukhán, miembro de El Colegio Nacional, manifestó que hay partículas contaminantes en la atmósfera que aún no se degradan, por lo que las acciones a tomar serían para minimizar la contaminación existente.

Para Sarukhán, combatir el cambio climático también empieza desde los individuos, por lo que invitó a reflexionar sobre las rutinas y hábitos de la ciudadanía, ya que, por ejemplo, se contamina mucho en la generación de alimentos y preferir otras opciones podría ser un pequeño apoyo para minimizar los daños ambientales.

Mario Molina también enfatizó que aunque es una estrategia simple, dar a conocer cómo funciona el cambio climático es un primer paso para que la ciudadanía emprenda acciones para disminuir las secuelas, pero también es necesario que, una vez informados, la sociedad sea quien exija a sus autoridades mejores planes contra la problemática.

“No es la ciencia la que nos va a decir qué hacer, esta es una cuestión de principios y ética, por eso es importantísimo que los jóvenes se sientan con la posibilidad de hacer algo por este problema. Estamos contando con su papel en lo que deben hacer en su sociedad”.

 

Tags: