7 Pasos para crear una Startup y cumplir tu sueño de emprendedor #Emprendedores

Antes de ser exitosos, multimillonarios y dueños de grandes emporios comerciales, Mark Zuckerberg, Bill Gates y Jeff Bezos fueron emprendedores, quienes al tener una gran idea en mente, decidieron apostar y trabajar duro para alcanzar sus sueños. Así es como comienzan muchas empresas: dedicación, trabajo y mucha creatividad.

Afortunadamente, emprender un negocio hoy en día es mucho más sencillo gracias a la tecnología y las herramientas que ayudan a convertir en realidad las ideas. Es así como surgen las Startups, empresas que en nuestro país están cobrando un gran impulso (de acuerdo al Reporte Global de Emprendedores Amway, México tiene un 92% de actitud positiva hacia el emprendimiento) y que comienzan a transformar la forma en que hacemos negocios puesto que se benefician enormemente de la tecnología.

¿Pero cómo hago para crear mi Startup? Estos 7 consejos te ayudarán a arrancar con tu proyecto:

1.- Todo está en la idea

El paso No. 1 para crear una Startup se encuentra en una idea. Existen cientos de necesidades que puedes ayudar a resolver en tu entorno. Ubica una oportunidad y desarrolla una respuesta ¿Por qué no ser tú quien se encargue de darles una solución con alguna opción tecnológica?

2.- Marca la diferencia

Tu producto o servicio se diferencia de los demás por una simple razón: es mejor. Define cómo vas a lograrlo. Las empresas que decidieron brindar un servicio de transporte a través de una app o rentar una casa o departamento de forma temporal como si fuera un hotel, lograron el éxito porque su servicio era mucho mejor que el de la competencia y más fácil para los usuarios.

¿Acortará el tiempo de los usuarios para hacer una tarea? ¿Puede hacer algo más funcional y económico? Si tu producto o servicio no es distinto a los demás, será difícil que funcione. ¡Para qué hacer algo exactamente igual como lo hacen los demás!

3.- Determina tus recursos

Puede ser que, además de crear una página web, requieras contratar una bodega,  servicios de mensajería o varios ingenieros en sistemas para crear un software. Dependiendo de tu proyecto, éstos serán los recursos que utilices y en la medida en que los tengas cubiertos, será más fácil arrancar con tu negocio.

4.- Forma un buen equipo
Además del componente tecnológico, necesitas los recursos humanos que hagan funcionar tu proyecto. Busca profesionales afines a tus metas y que cubran necesidades bien definidas. La especialización en tu sector será la clave para obtener mejores resultados.

5.- Registra tu dominio

Tan pronto como hayas elegido un nombre para tu empresa, es muy importante que lo registres, pues seguramente vas a querer crear una página web para darle seriedad y credibilidad al negocio, y registrar un dominio es el primer paso para construir tu presencia en línea. Si quieres hacerlo fácilmente, puedes entrar a la página de HostGator –empresa proveedora de web hosting y soluciones en línea– y encontrar el dominio ideal para tu página de forma segura por solo $173 al año. Prueba su buscador de dominios y encuentra el nombre ideal para tu sitio.

6.- Asegura tu visibilidad y seguridad en la red

En México existen 79.1 millones de internautas (14° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018), lo cual representa que cada 7 de 10 mexicanos mayores a 6 años, son usuarios de internet. Por eso, resulta fundamental tener un sitio web seguro y confiable para tus clientes.

En este caso puedes optar por un servicio de web hosting o alojamiento web ( el espacio virtual en donde se almacenan y administran todos los elementos de una página web) como el de  HostGator, el cual cuenta con un servicio enfocado en emprendedores que desean tener un servicio siempre activo y a la medida. Además, el servicio de HostGator está garantizado, es seguro y cuenta con un 99.9% de operatividad para que nunca “se caiga tu página” o sufras hackeos o filtraciones de información de tus clientes.

7.- Adáptate a los cambios

El mundo tecnológico es dinámico por naturaleza, esto nos obliga a cambiar para que las tendencias del mercado no nos rebasen. Puede ser que tu idea inicial sea buena, pero los hábitos del consumidor se han modificado. Esto no debe hacer que tires por la borda tu proyecto. Adáptate, observa el entorno de negocio y ofrece soluciones inmediatas en el momento en que aparecen los interrogantes. Esto hará que tu Startup sea no solo útil, sino vanguardista.
Lo más importante para crear tu Startup es que sea un proyecto que te apasione; la tecnología y tu creatividad harán el resto ¿Estás listo para comenzar?