5 motivos por los que un overol no debe faltar en el armario de cualquier mecánico #Industria

Un 24 de febrero pero de 1947, el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) concentró sus esfuerzos para que se reconociera la labor de los mecánicos. 72 años después, la festividad sigue vigente en su país de origen y se extendió a otras naciones como México, Ecuador, Venezuela y Uruguay.

En territorio mexicano, la raíz del oficio se remonta hasta la época de los carruajes tirados por caballos. En 1895 los primeros vehículos motorizados empezaron a transitar por la Ciudad de México, y para 1903 llegó la primera flotilla de automóviles a la capital nacional. Fue en el transcurso de esos años cuando los mecánicos empezaron a especializarse. Al día de hoy se puede hacer la división de dos de estos “médicos” de los automotores: Uno es aquél que se capacitó a través de la experiencia aprendiendo todos los días en un taller, y el otro es el que obtuvo una formación académica alcanzando la ingeniería o un nivel técnico.  

Los habitantes de un taller mecánico necesitan vestimenta especial que les proporcione seguridad y la comodidad suficiente al momento de flexionar su cuerpo para llegar a partes específicas del vehículo. Es por ello que los mecánicos han seleccionado a los overoles y afirman que no existe prenda más efectiva para trabajar. Por ello, aquí te presentamos cinco razones por las que son tan populares:

1.- Protegen las extremidades

Los trabajadores tienen que estar en el suelo para revisar debajo de los vehículos y eso implica exponer brazos y piernas a raspaduras. Con el overol eso no es ningún problema.

2.- Son el primer escudo contra los productos químicos

Aceite, grasa, anticongelante y líquidos de limpieza muy agresivos son algunos de los productos con los que los mecánicos tienen que estar en contacto a diario.  Portar un overol garantiza una capa de protección en todo el cuerpo.

3.- Duran más que la ropa convencional

La monopieza sustituye al pantalón, al cinturón y a la camisa-camiseta. Un overol dura mucho más y es una inversión a largo plazo que reduce carga al presupuesto asignado para la vestimenta.

4.- Bolsillos por todos lados

En la parte trasera, en el pecho y en las piernas. Los bolsillos invaden cada parte del overol, lo que facilita la movilidad de las herramientas y los accesorios.  

5.- Regulación de la temperatura corporal

El ajuste holgado que tienen brinda ventilación y una sensación de frescura que es la opción perfecta para los ambientes cálidos.

Los overoles Dickies cubren todas estas ventajas y agregan las siguientes características de calidad: inserciones elásticas en la cintura, tejidos de doble costura que no se deshilachan fácilmente, cremallera bidireccional y acabado antimanchas. Dickies, como la marca #1 de ropa de trabajo, ha confeccionado una serie de overoles que están pensados para adaptarse a condiciones laborales especializadas.

En aquel lejano 1942, los miembros del SMATA abogaron para que las condiciones laborales y de seguridad de los mecánicos fueran superiores. En la actualidad estos operadores pueden elegir sus mecanismos de protección, y para miles de trabajadores en todo el mundo la ropa Dickies representa el máximo complemento de seguridad. Los overoles no son la excepción, por lo que todo mecánico convencido de que estas piezas son las adecuadas para ejecutar sus labores, no debe perderse la oportunidad de incorporarlas a su guardarropa.

Tags: