¿Te consideras innovador? Sigue estos 8 pasos para hacer crecer tu negocio #Emprendedores

De acuerdo con información oficial emitida en la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, el 97.6%, de poco más de 4 millones de empresas existentes en México, son microempresas que concentran el 75.4% de la población económicamente activa, seguidas por las pequeñas y medianas empresas que representan el 2.0% y el 13.5% respectivamente y poseen el 0.4% y el 11.1% de los trabajadores totales actuales.

El gran progreso de las MyPES en los últimos años se debe al crecimiento de creadores tecnológicos que han logrado desarrollar soluciones que no existían en las industrias. Según Emilio Gárate, socio junior de la firma BCB, “Tener una idea innovadora en cualquier tipo de industria es indispensable para ser un emprendedor, pero para lograr el éxito y desarrollar el negocio esto no es suficiente. Algunos intangibles, como lo son las marcas, ideas y conocimientos, son lo más valioso de un negocio y por eso es importante que el innovador proteja dichos activos desde el inicio y evitar que alguien más se los apropie”.

Te presentamos 8 pasos que todo emprendedor debe tomar en cuenta en el inicio de su invención:
1. Resuelve una necesidad: Investiga e identifica lo que le hace falta a un mercado y si alguien ya lo está solucionando. De lo contrario, piensa cómo podrías hacerlo de forma innovadora.
2. No permitas que te roben esa idea: La propiedad intelectual es una herramienta legal que protege tu creación y evita que alguien más se la apropie. Lo ideal es que el emprendedor acuda con un especialista desde el inicio para que lo apoye en el proceso y trámites que se requieran para la protección de la propiedad intelectual, ya que de esta forma se incrementará el valor de la marca y sus intangibles; teniendo como consecuencia un producto o servicio más competitivo.
3. Reúne capital y aprovecha la tecnología: Tu idea va a despegar con mayor velocidad si cuentas con una inversión detrás y recursos digitales adecuados.
4. Formaliza tu empresa: Si ya tienes los recursos económicos y tecnológicos, debes brindar legalidad a tu emprendimiento. Define las estructuras corporativas ideales, constituye las sociedades, contratos, acuerdos de accionistas, estatutos sociales de la mano con un experto y garantiza la operación de tu nueva empresa.
5. Desarrolla tu estrategia comercial y de marketing: Comercializa tu proyecto y lánzalo al mercado. Contrata talento, como un director de marketing o expertos en ventas, haciendo uso del modelo de Talento Fraccionado y suma ejecutivos senior de manera temporal.

6. Evita conflictos: El riesgo de infringir derechos de propiedad intelectual de terceros es muy alto. Para prevenir problemas con otros negocios asesórate con expertos para buscar bases de datos y recursos sobre quién es dueño de un producto o servicio. También considera las estrategias de negociación, monto de regalías y seguimiento de contratos.
7. Eleva tu emprendimiento a otra escala: Desarrollar e implementar franquicias es una buena estrategia para garantizar la adecuada asistencia de negociación, desarrollo y documentación. También te ayuda a consolidar alianzas con grandes cadenas de retail o empresas de distribución.
8. Cuida el valor de tu negocio: Sé consciente de los cambios o giros que tu negocio pueda tener y prepárate para ellos. Es importante mantener siempre la propiedad intelectual de tu producto o servicio actualizado de manera anual.