Preguntas que debe hacerse al diseñar un Centro de Datos #Tecnologia

Con las necesidades de ancho de banda impulsadas por tendencias como 5G, big data y la Internet de las Cosas (IoT), el centro de datos ha tenido que evolucionar. Hoy vemos un cambio en la forma en que las organizaciones ven, crean, planifican y diseñan sus centros de datos. Por ello, aunque hay organizaciones que han comenzado a migrar sus centros de datos a ubicaciones alquiladas o en la nube pública, cuando las organizaciones deciden construir su propio centro de datos, las instalaciones deben ser más eficientes y lograr una mayor densidad.

 
     
“Sin duda, el Centro de Datos es el alma de las operaciones de redes de cualquier empresa impulsando los datos desde y hacia los usuarios, dispositivos de almacenamiento y a la red mundial”, menciona James Donovan, VP de la Academia de Infraestructura de CommScope. “Aunque son muchas los temas y tendencias que rodean a los Centros de Datos, como la administración de su red o las estrategias de densidad y migración; al considerar el diseño de éstos hay aún algunas preguntas que siguen sin respuestas”.

La demanda de ancho de banda en los centros de datos va en aumento. Los usuarios nunca habían necesitado, ni esperado, más de ellos: más velocidad, menor latencia, mayor conectividad en cualquier lugar y momento. Sin embargo, aunque al principio las preguntas para diseñar un centro de datos puedan parecer básicas, son igual de importantes para su correcto funcionamiento desde el primer día.

 
     
“Preguntas tan simples como ¿dónde debo ubicar mi centro de datos? ¿qué tamaño debe tener? ¿qué tecnologías debo utilizar? ¿qué consumo de energía es el esperado? ¿cuáles son los estándares que hay que considerar?, parecen muy obvias, sin embargo, se complican cuando cada una de ella conlleva más cuestionamientos para hacer un centro de datos eficiente”, añadió James Donovan.

No obstante, los cambios dentro del entorno del centro de datos son tan frecuentes y rápidos que los administradores a menudo se ven obligados a rediseñar o adaptar sus centros de datos. Lo que plantea otro tipo de preguntas que tanto operadores, como administradores, deben hacerse y responder antes de comenzar el rediseño:

¿Debo seguir utilizando las mismas soluciones? 
¿Qué opciones de mayor densidad están disponibles? 
¿Cuál es la arquitectura de la red que mejor se adapta a mis nuevas necesidades?
¿Qué capacidad de red y velocidad necesito? ¿Cómo puedo planificar la migración a la nueva tecnología en el futuro?
¿Qué nuevas normas debo conocer y cómo migro a las mismas?
Sin contemplar estas preguntas, los administradores se encontrarán reaccionando a eventos y avances tecnológicos en cuanto ocurran, en lugar de implementar una estrategia que mantenga al centro de datos listo para los próximos años. Para hacer frente a los desafíos actuales y futuros, la infraestructura de los centros de datos debe ser flexible y fácil de gestionar; esto solo podrá lograrse si desde su diseño se responden las preguntas que facilitarán conocer las necesidades de cada centro de datos.

“El diseño de infraestructura de un centro de datos es completamente diferente del diseño de cableado estructurado tradicional para edificios y campus universitarios, por ejemplo. Incluso un diseñador experimentado deberá familiarizarse con las normas específicas y los nuevos estándares, las innovaciones en arquitecturas y tecnologías para centros de datos. Integrar las diversas tecnologías, combinar los diferentes tipos de cableado y, sobre todo, asegurarse de que todo el sistema funcione de manera confiable, crea un conjunto de tareas complejas que podrán realizarse de manera más sencilla si se responden las preguntas de cada etapa de desarrollo del centro de datos”, finalizó James Donovan, VP de la Academia de Infraestructura de CommScope.

Tags: