De startup a empresa tecnológica internacional #Emprendedores

En 2008, un grupo de jóvenes encabezados por el ingeniero en electrónica y sistemas digitales, Ricardo Saucedo Gallaga, emprendió en Zacatecas una compañía de arranque (startup) llamada Solace Labs, dedicada al software y hardware.

Tras identificar las necesidades de las empresas y los avances tecnológicos, en 2011 la empresa decidió apostarle a la innovación y comenzó a desarrollar consolas de activación de explosivos para minería y demolición. Tres años después, bajo la marca registrada NoMADA® Industries, Solace Labs generó nuevos productos en aplicaciones mecatrónicas, sistemas embebidos e internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), patentes y certificaciones, que le dieron a la compañía una proyección y reconocimiento a nivel nacional e internacional.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el presidente y director general de NoMADA® Industries, Ricardo Saucedo Gallaga, abundó sobre los avances de proyectos y productos que han desarrollado y resaltó la importancia de impulsar el talento de los jóvenes para la generación de más empresas de base tecnológica que contribuyan al posicionamiento de México a nivel internacional.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cómo surge tu interés por estas tecnologías?

Ricardo Saucedo Gallaga (RSG): Soy ingeniero en electrónica y sistemas digitales con especialidad en robótica y mi maestría la hice en procesamiento en señales en hardware con FPGA. Siempre me fascinó la parte electrónica, cuando conocí en sí los microcontroladores, me apasionaron mucho, porque son dispositivos que nos permiten enlazar lo que programamos con el mundo real. A partir de ahí fue cuando nosotros comenzamos a emprender.

Empezamos a meter proyectos al Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) al Programa para el Desarrollo de la Industria de Software (Prosoft) y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que tuvieron éxito por el trabajo de investigación y el desarrollo de productos. De ahí derivaron las patentes, lo que nos dio una ventaja competitiva ante nuestros competidores que tenemos a nivel global y a ofrecer productos con alto valor agregado.

AIC: ¿Cuáles son los desarrollos que han tenido más éxito?

RSG: Sin duda las tarjetas NoMADA®, que básicamente son el cerebro de otras tecnologías, como las impresoras 3D, vehículos aéreos no tripulados —drones—, teléfonos celulares, entre otros. Son tarjetas de grado industrial para desarrollo de aplicaciones mecatrónicas, sistemas embebidos e internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), compatibles con la plataforma de desarrollo de AVR® de Atmel® y que además cuentan con acabados premium en oro que mejoran su rendimiento eléctrico y térmico. Otro producto destacado es el NoTe®, un sistema que permite a cualquier usuario visualizar cualquier sensor en cualquier parte del mundo en tiempo real. Toda esta tecnología está hecha en México.

AIC: ¿Cuál es la proyección que han tenido estos productos?

RSG: Somos una de las 20 empresas que tuvo la oportunidad, el pasado enero, de mostrar nuestros productos en la feria tecnológica Consumer Electronics Show (CES), que se lleva a cabo en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos. Ahí llevamos nuestras tarjetas NoMADA® y las consolas de activación de explosivos.

También fuimos parte de las empresas que representaron a México en la feria Hannover Messe 2018 que se realizó en Alemania el pasado mes de abril. Cabe recordar que este año nuestro país fue invitado por primera vez. Ahí presentamos el NoTe® con muy buenos resultados. Estamos a punto de establecer colaboración con Lufthansa, que es la empresa más grande de aeronáutica de Alemania, con Siemens y Tesla Motors. Actualmente somos finalistas del Premio Nacional del Emprendedor del Inadem.

AIC: ¿Cuáles son los perfiles que se requiere impulsar para que más jóvenes le apuesten a la generación de empresas de base tecnológica en México?

RSG: Los jóvenes en la actualidad requieren estudiar, además de la carrera, una especialización. En el caso de nuestra empresa buscamos que el talento humano haya estudiado especialidades que sean parte del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Conacyt porque son una garantía. Después nos encargamos de capacitarlos en sistemas embebidos, IoT, diseño de tarjetas de circuito impreso, que es nuestro fuerte, y los protocolos militares que aprendimos para toda la parte de las consolas de activación de explosivos y demás.

AIC: ¿Hacia dónde van los nuevos desarrollos tecnológicos en la empresa?

RSG: A lo que le estamos apostando es a las tarjetas de sistemas embebidos pero con procesadores cortex, que permiten hacer cosas más complejas en la nube, big data y la inteligencia artificial, creo que son los rubros que vienen a futuro.

En Francia, la Unión Europea está observando muy detenidamente las startups mexicanas porque están viendo mucho talento. Después de haber ganado en un concurso realizado a nivel nacional, nos van a otorgar una visa talento con la que tendremos los mismos derechos que un ciudadano francés y nos daría la oportunidad de ofrecer nuestros productos en toda la Unión Europea, y por cada euro que nosotros invirtamos, el gobierno de ese país nos va a dar otro. Ellos nos pueden prestar hasta cinco millones de euros sin tasa de interés.

Queda claro que las empresa tecnológicas mexicanas pueden acceder a recursos con oportunidades como estas o las del Inadem. Hay países que ven nuestro potencial y buscan hacer negocios. Eso lo pudimos comprobar con nuestras presentaciones en Estados Unidos y Alemania. A muchos les sorprendió que lleváramos productos de tan alto nivel tecnológico que básicamente compiten con cualquiera del mundo.