De la marca personal a la presentación exitosa @COMplicesCOM #Branding

En cuestión de imagen física existen 2 recomendaciones, la primera es que entre mejor vistas, más ganarás y la otra es que los gurús de las grandes empresas siempre visten igual porque es parte de su construcción de marca.

Profundizando un poco más al respecto, toquemos primero el clásico "ganarías más vistiendo mejor" y al respecto hay un estudio de la Universidad de Chicago en donde durante 13 años monitorearon a 14.600 personas desde que terminaron sus estudios hasta que llegaron al mundo laboral y concluyeron qué aquellas personas que prestaban más atención a su aspecto, tenía salarios medios un 20% más altos que aquellos que no le daban demasiada importancia a su imagen.

Pero ahora viene la segunda historia y es que hay varios empresarios importantes que siempre visten igual y la razón es la misma para todos: están demasiado ocupados para tomar decisiones banales.  Debo decir que a mí me parece genial que Mark Zuckerberg, Obama o Steve Jobs sean unos genios que pasarán a la historia como leyendas de este siglo.  Pero de eso a que Obama diga que “no puede estar distraído a lo largo del día por lo trivial” haciendo referencia a su vestuario me genera una pregunta: ¿el presidente de EE.UU. no considera importante la imagen que proyecta? O sea Gente que cuida hasta el más mínimo de los detalles, dice que es un hombre súper ocupado como para elegir más allá de un traje gris o azul. Yo más bien creo que una de sus ocupaciones es justamente pensar muy bien en la imagen que proyecta.

Mark Zuckerber dice que tiene 20 camisas iguales para no tener que decidir que ponerse mientras que Steve Jobs le pidió a Issey Miyake que le creara un uniforme para no tener que pensar en algo tan superfluo como la imagen y no tener que decidir qué ponerse todos los días.

A mí me parece súper bien la idea de decir «yo no me preocupo de esto, tengo cosas realmente importantes a las que dedicarme». Peeero, estos tres personajes tienen perfectamente todo planeado, incluso el cuidado de su imagen. ¿Y por qué pienso esto? Porque se pasan el día pensando en lo importante que es la imagen de su empresa (recordemos las presentaciones de Mac, el estilo Mac, las tiendas Mac…) y quieren hacer creer que la moda, que en definitiva es imagen, es algo banal o trivial…

En conclusión y regresando al caso Steve Jobs, cuando le pidió a Issey Miyake el diseño de un uniforme para ir vestido igual todos los días, lo que realmente quería era ser fácilmente reconocible. Por lo tanto, estaba haciendo de su imagen personal su marca. Marca por la que dejarán su huella personal.  Porque ¿Quién no asocia las New Balance y los jerséis negros de cuello alto con Steve Jobs? O las camisetas con Mark Zuckerberg.

Así que siento decepcionarlos pero eso de llevar uniforme ya los invitó al mundo de la moda y es que hace décadas que Karl Lagerfeld lleva un icónico traje, con un icónico guante y una icónica coleta. O hay que recordar las faldas combinadas con camisas blancas que lleva Marc Jacobs y Carolina Herrera con su falda de tubo.

En definitiva, nadie se escapa de los tentáculos de la moda. Y a todo el mundo le interesa su imagen personal. Eso es inevitable porque todos decimos a través de ella quiénes somos, cómo somos y lo que queremos.

--

Joss Espinosa

@JossEspinosa constructora de marcas 24x7 en @COMplicesCOM nativa digital con 10 años de experiencia en las áreas de editorial, relaciones públicas, social media y marketing.